Una visita a los Warner Bros Studios

Warner Bros Studios

Durante nuestra visita a Los Angeles no quisimos desaprovechar la ocasión de conocer algo más a fondo la industria cinematográfica. No en vano, Hollywood se considera la meca del cine. Así que en nuestro último día antes de volver a casa, aprovechamos para acercarnos hasta los Warner Bros Studios, en la cercana población de Burbank.

Exprimimos al máximo ese último día, visitando Santa Monica y Venice Beach. Y todavía sacamos algo de tiempo para realizar un tour guiado por estos míticos estudios de cine.

Warner Bros Studios

Warner Bros Studios o Universal Studios: eligiendo entre los dos

La mayoría de gente que viaja a Los Angeles suele visitar los Warner Bros Studios o los Universal Studios. Los dos son muy populares, pero ofrecen cosas completamente distintas. Universal Studios es un parque de atracciones en el que todo gira en torno a las películas más famosas y populares de este estudio de cine. Hay atracciones, espectáculos y diversión para toda la familia.

En cambio, los Warner Bros Studios no tienen ninguna atracción. Lo que ofrecen es una visita a los platós de rodaje y a los decorados usados en series y películas, para conocer los entresijos del mundo del cine.

A nosotros los parques de atracciones no nos interesan demasiado (o no lo suficiente como para perder un día que podíamos dedicar a conocer mejor Los Angeles). En cambio, el mundo del cine nos parece bastante interesante. Pensamos que este tour nos iba a permitir conocer todo lo que hay detrás de una gran producción.

Aunque sinceramente, el motivo real por el que visitamos los Warner Bros Studios es porque es donde se encuentra una reproducción del plató en el que se rodó la serie Friends. Allí se conserva intacto el decorado del Central Perk, y a pesar de la reticencia inicial de César, terminamos reservando dos entradas para el Vip Tour.

Igualitos que Monica y Chandler.

La reserva la hicimos por internet, directamente a través de su página web. Contratamos el Vip Tour en español y nos costó $104 (52 dólares por persona). Es posible que los precios hayan subido un poco desde entonces, así que no dudéis en consultar las tarifas actualizadas en la web.

Vip Tour

Llegamos a los Warner Bros Studios con la suficiente antelación. Están a unos 40 km de Santa Monica y no sabemos si vamos a encontrar mucho tráfico. Por suerte no hay ningún atasco y llegamos sin contratiempos. En los estudios hay parking, pero es de pago. Sin embargo, en la calle no nos cuesta nada encontrar un sitio para aparcar. Si vais con tiempo, os recomendamos daros una vuelta por allí porque seguramente podáis dejar el coche sin pagar ni un céntimo.

Nuestro tour en español empieza puntualmente a las tres y cuarto de la tarde. Nuestro grupo es muy reducido, apenas media docena de personas. Tras ver un vídeo introductorio (en inglés) nos montamos en un carrito eléctrico con nuestro guía, un chico joven muy simpático que ameniza el paseo con chistes y pequeñas actuaciones.

De decorado en decorado

Nos da una vuelta por calles falsas con decorados que habremos visto en millones de series y películas, con esas casas de madera típicamente americanas.

A continuación nos acercamos a los estudios donde se encuentran los sets de rodaje de distintas series y películas. En el momento de nuestra visita había dos series en rodaje: The Big Bang Theory y Dos hombres y medio.

El guía nos explicó que a veces era posible ver a los actores por ahí fuera durante algún descanso, pero nosotros no tuvimos esa suerte.

Por el camino nos encontramos con el coche del personaje protagonista de la serie El mentalista.

En un momento del tour nos llevan a ver un museo con objetos reales de distintos rodajes famosos, y hay muchísimas cosas de Friends. Es una lástima que allí dentro no se puedan hacer fotos. A continuación nos lleva a otra zona con más falsos decorados, en este caso de calles de una ciudad que bien podría ser Nueva York o Chicago.

En otra parada que hacemos nos llevan a ver una exposición de coches famosos.  Los que más destacan son el de Batman y el de Harry Potter. También visitamos el set de rodaje de otra serie, Pequeñas mentirosas, donde tampoco podemos hacer fotos.

Esta es la cápsula espacial en la que Howard Wolowitz viaja a la Estación Espacial Internacional en The Big Bang Theory.

Una visita al Central Perk

Por fin entramos en la cafetería más famosa de la televisión: el Central Perk de Friends.

Nos podemos sentar en el sofá y hacernos fotos. Es sin duda lo mejor de todo el tour. Casi esperamos que aparezca Gunther detrás de la barra para servirnos un café.

El espacio es realmente pequeño, parece casi imposible que sea lo mismo que aparecía en la serie de televisión. El guía nos explica que jugando con la perspectiva y con distintos efectos de cámara, logran que todo parezca más grande de lo que es.

Una experiencia un tanto decepcionante

En total, la visita dura casi tres horas. Pero nos decepciona bastante. Lo cierto es que esperábamos mucho más. Teníamos la impresión de que íbamos a conocer más a fondo el mundo del cine, pero aparte de ver decorados vacíos y objetos de series y películas, nos vamos sin haber aprendido ni una sola cosa nueva. La verdad es que solo se lo recomendaríamos a fans acérrimos de Friends. Al final nos arrepentimos de haber perdido más de cuatro horas (entre el tour y el trayecto de ida y de vuelta en coche) que podríamos haber empleado en conocer más a fondo Los Angeles, Santa Monica o Venice, por ejemplo.

Deja un comentario