“Salvaje” de Cheryl Strayed

Salvaje: uniendo viajes y literatura

Inauguramos una nueva sección literaria hablando del libro Salvaje de Cheryl Strayed.

Aquellos a los que nos gusta leer sabemos que un buen libro nos permite transportarnos a otras épocas, lugares y realidades a través de sus páginas. En el caso de los libros de viajes, eso resulta más que evidente. Como ávidos lectores y viajeros que somos, la literatura de viajes une nuestras dos grandes pasiones. Por eso devoramos cualquier libro de este género que cae en nuestras manos.

Por este motivo en nuestro blog queremos aprovechar para hablaros de los libros de viajes que más nos han gustado y que más ansias viajeras han despertado en nosotros.

Para empezar esta nueva sección hemos elegido el libro Salvaje, de Cheryl Strayed. Se publicó en 2012 y en 2014 vio la luz su versión cinematográfica. Con el título Alma salvaje, está protagonizada por Reese Whiterspoon y el guión es del siempre fantástico Nick Hornby.

Salvaje Cheryl Strayed
Fuente: casadellibro.com y sensacine.com

Recorriendo el Pacific Crest Trail

El libro, que es autobiográfico, narra el viaje de tres meses que emprendió Cheryl Strayed en 1995. La llevó a recorrer unos 1.900 km a pie por el Pacific Crest Trail (o Sendero del Macizo del Pacífico). Este sendero tiene una longitud total de 4.286 km. Abarca desde México hasta Canadá a través de los estados de California, Oregon y Washington. En su caso, la autora empieza su recorrido en el paso de Tehachapi, al norte de Los Angeles. El punto final es el Puente de los Dioses, en la frontera entre Oregon y Washington.

Pacific Crest Trail
Fuente: warriorexpeditions.org

A pesar de que el sendero se constituyó en 1968 (el mismo año en que nació la autora), no se completó en su totalidad hasta 1993, tan solo dos años antes de que ella lo recorriera.

“A mí no me parecía que el sendero tuviera dos años de antigüedad. Ni siquiera me parecía poco más o menos de mi edad. Me parecía ancestral. Sabio. Total y profundamente indiferente a mí.”

Una dura experiencia

Strayed nos explica en Salvaje los motivos que la impulsan a emprender esta loca aventura, ya que se lanza a semejante hazaña sin tener ningún tipo de experiencia en montañismo ni haber realizado ningún tipo de preparación previa. Pero la trágica muerte de su madre, su traumático divorcio y su coqueteo con las drogas la convencen de que esto es algo que necesita hacer para cambiar su vida y volver a ser ella misma, saliendo de la espiral de autodestrucción en que ella misma se ha metido.

“Voy a caminar hasta ser la mujer que mi madre creía que era.”

Evidentemente, cualquier idea preconcebida que pudiera tener sobre lo que le depararía este proyecto pronto se desvanece al enfrentarse a la dura realidad.

“Por entonces el Sendero del Macizo del Pacífico no era para mí un mundo; era una simple idea, imprecisa y disparatada, prometedora y llena de misterio. Algo brotó dentro de mí mientras seguía con el dedo su línea irregular en un mapa.”

En cuanto se lanza a caminar, pronto descubre la dureza y la dificultad que representa recorrer esa enorme distancia. Incluso debe enfrentarse a condiciones meteorológicas extremas debidas al propio trazado del sendero, que pasa tanto por zonas completamente desérticas como por cimas a casi 4.000 metros de altitud.

“Cada día en el sendero era la única preparación posible para el día siguiente. Y a veces ni siquiera el día anterior me preparaba para lo que vendría a continuación.”

Una historia de superación personal

Una hazaña como esta le supone a Strayed  enfrentarse al dolor físico. Ese dolor convierte toda la travesía en una pequeña agonía diaria. Aún así, no se rinde y persevera en su esfuerzo, superando día a día los obstáculos y el sufrimiento.

“En los momentos que iban entre mis diversos sufrimientos, reparaba en la belleza que me rodeaba, lo prodigiosas que eran las cosas tanto pequeñas como grandes.”

Durante esos tres meses aprende también a superar sus miedos, haciéndose más fuerte tanto física como mentalmente. A veces los peligros son reales, como cuando se cruza con animales salvajes. En otras ocasiones el miedo es algo puramente mental a lo que se enfrenta para seguir adelante y no rendirse ante él.

“Sabía que si permitía que el miedo se adueñase de mí, mi viaje estaba condenado al fracaso.”

Haciendo frente a la soledad

Durante su andadura también entabla relación con otras personas. Algunos son otros senderistas como ella, que también recorren el SMP. Otros son gente con la que se cruza cuando hace autostop o durante alguna parada de reaprovisionamiento. Sin embargo, a pesar de esos encuentros esporádicos, la mayor parte del tiempo lo pasa completamente sola.

“La soledad siempre me había parecido un lugar real, como si no fuera un estado, sino más bien un espacio a donde podía retirarme para ser quien de verdad era. La soledad radical del SMP había alterado esa percepción.La soledad ya no era un espacio, sino el amplio mundo, y ahora me hallaba sola en ese mundo, ocupándolo como nunca antes lo había hecho.”

Poco a poco va apreciando cada vez más la soledad y disfruta de lo que la rodea, con esos maravillosos paisajes que tiene para sí misma.

“…lo que me había empujado a mí y a todos los demás excursionistas de larga distancia a seguir adelante en los días de mayor desaliento…solo tenía que ver con la sensación que producía estar en la naturaleza. Con qué se sentía al caminar durante kilómetros sin más razón que ser testigo de la acumulación de árboles y praderas, montes y desiertos, torrentes y rocas, ríos y hierba, amaneceres y puestas de sol. Era una experiencia poderosa y fundamental.”

Una magnífica novela

Salvaje consigue que a uno le entren ganas de echarse una mochila a los hombros y salir a caminar sin rumbo fijo. A pesar de todas las dificultades que experimenta, que no son pocas, Cheryl Strayed es capaz de hacernos entender lo transcendental de su viaje y el efecto transformador que tuvo para ella. Sus descripciones de los paisajes nos hacen creer que nos encontramos allí con ella. Sin duda es un libro que recomendamos a cualquier amante de los viajes y del montañismo.

Durante nuestro road trip de agosto de 2014 pasamos junto al Pacific Crest Trail a su paso por Chinook Pass, en el estado de Washington.
Durante nuestro road trip de agosto de 2014 pasamos junto al Pacific Crest Trail a la altura de Chinook Pass, en el estado de Washington.

 

Por otro lado, la película también merece la pena. Se centra un poco más en la historia personal de la autora a través de continuos flashbacks. También cambia algunos de los acontecimientos del libro. Aún así sigue siendo un buen reflejo de lo que es el Pacific Crest Trail y del reto que supone intentar recorrerlo.

En resumen, Salvaje es un libro cien por cien recomendable. Os emocionará y logrará transportaros a esos bellos paisajes gracias a la magnífica narración de Cheryl Strayed.

Deja un comentario