Oporto en 48 horas: información general

Oporto

Situada al norte del país, Oporto es una de las ciudades más bonitas de Portugal. Con un tamaño que la hace perfecta para una escapada de fin de semana, esta ciudad atrae cada año a más visitantes. Ya sea por sus buenos precios, su deliciosa gastronomía o su encanto un tanto decadente, Oporto es una pequeña joya que gusta a todo aquel que la conoce.

Este post contiene información práctica sobre Oporto que os puede ser de ayuda si estáis preparando vuestro viaje. El recorrido propuesto, que veréis ampliado en los próximos posts, está pensado para explorar la ciudad en 48 horas. Si disponéis de más tiempo, mejor. Pero dos días dan mucho de sí y os permitirán conocer lo mejor de Oporto.

Lo mejor de Oporto en 48 horas

Baixa

La Baixa constituye el centro de Oporto y es la mejor zona de la ciudad para ir de compras, a comer o a tomar algo. Aquí se engloban zonas como Aliados, Bolhão o Cordoaria. Entre sus tesoros se encuentran multitud de iglesias cubiertas de azulejos, una de las estaciones de tren más bonitas de Europa y una librería espectacular.

Ribeira

Este pintoresco barrio es el principal punto de interés de Oporto. Situado a orillas del río Duero, desde Cais da Ribeira se tienen las mejores vistas del famoso puente de Dom Luís I. Lo mejor es perderse por sus callejuelas medievales, declaradas Patrimonio Mundial por la Unesco.

Cais da Ribeira

Vila Nova de Gaia

Situada en la otra orilla del Duero, en esta población se encuentran las bodegas en las que desde hace siglos se viene elaborando el famoso vino de Oporto. Desde aquí se tiene una perspectiva inmejorable de la Ribeira y sus intrincadas calles.

Vila Nova de Gaia
En Vila Nova de Gaia la orilla del río Duero está llena de estas embarcaciones tan típicas de Oporto llamadas rabelos

Cómo moverse por Oporto

Oporto es una ciudad perfecta para moverse a pie. Con un centro histórico pequeño y compacto, las distancias que hay que recorrer nunca son demasiado grandes y se puede ir paseando a todas partes. No hay mejor forma de conocer un lugar que perderse por sus calles. Y hacerlo en Oporto es un verdadero placer.

Tranvía histórico de Oporto
Oporto cuenta con tranvías históricos que son más una atracción turística que un medio de transporte

Traslados desde el aeropuerto

Sin embargo, el transporte público se hace necesario para desplazarse desde el aeropuerto hasta el centro (y a la inversa). La forma más rápida y sencilla es utilizar el metro. Más bien se trata de un tranvía o metro ligero, ya que la mayor parte del recorrido lo hace por superficie.

La línea E va de Aeroporto a Estádio do Dragão y es la que usaréis para llegar hasta el centro de Oporto. La parada más importante, en la que podéis hacer transbordo a cualquier otra línea de metro, es la de Trindade. En la página web oficial del metro de Oporto encontraréis un plano de todas las líneas, además de información sobre tarifas y horarios.

Los precios van por zonas y los billetes se compran en las máquinas que encontraréis en todas las estaciones. El título de transporte se llama Andante y también sirve para el autobús y el tren. Es una tarjeta recargable unipersonal (la de cartón azul cuesta 0,60€, no compréis la de plástico que cuesta 6€) de la que os irán descontando el coste del trayecto en función de la zona y de los transbordos realizados. Acordaos de validarla siempre en las máquinas habilitadas para ello.

Tarjeta Andante Oporto

Precios y títulos de transporte

Para ir del aeropuerto al centro (y viceversa) pasaréis por 4 zonas distintas, así que tendréis que comprar un billete Z4 (que cuesta 2€). Tened en cuenta que la tarjeta Andante solo se puede recargar con billetes válidos para una misma zona, no se pueden mezclar Z4 con Z2, por ejemplo. Para cambiar de zona hay que gastar primero todos los que hay cargados en la tarjeta.

También existe la tarjeta Andante 24, que permite viajar durante 24 horas consecutivas después de la primera validación. Si la compráis para ir al centro desde el aeropuerto (Z4) os costará 6,90€. Así que, a no ser que la vayáis a usar mucho las siguientes 24 horas, os sale más a cuenta usar una tarjeta Andante normal y corriente.

La Andante Tour, por otro lado, está pensada para los turistas que vayan a utilizar mucho el transporte público (algo que no suele ser necesario porque Oporto es una ciudad perfecta para caminar). No tiene límite de viajes ni de zonas y la hay con duración de 1 día (24 horas después de la primera validación) y de 3 días (72 horas después de la primera validación). Cuestan 7€ y 15€ respectivamente.

Dónde alojarse en Oporto

Oporto cuenta con una amplia oferta en cuanto a alojamiento se refiere. Los precios han subido bastante en los últimos años, a un ritmo similar al que lo ha hecho la popularidad de la ciudad. Aunque en general todo es más barato que en España, el alojamiento se ha encarecido significativamente. Sin embargo, viajando en temporada baja aún es posible encontrar muy buenas ofertas.

El Hotel Malaposta (Rua da Conceição, 80) fue el elegido para una estancia de 3 noches. Las instalaciones del hotel son correctas aunque están un poco anticuadas. El hotel no está mal, tan solo un poco pasado de moda. Lo mejor es su ubicación, que es muy céntrica y permite ir andando a todas partes. El desayuno está incluido en el precio de la habitación y es sencillo pero bastante completo.

Gastronomía típica de Oporto

En Oporto se come muy bien y a muy buen precio. La comida portuguesa en general es una auténtica delicia, y la de la zona de Oporto no es una excepción.

Francesinha

El plato estrella de la gastronomía portuense es sin duda la francesinha. Este sandwich es una bomba calórica no apta para gente a dieta. Consiste en dos tostadas de pan de molde rellenas de salchicha fresca, chorizo, jamón cocido y un filete de ternera o de lomo de cerdo. Todo va cubierto con un montón de queso fundido y bañado en una deliciosa salsa ligeramente picante. No falta el acompañamiento de patatas fritas, por si os quedáis con hambre.

Francesinha

Un sitio donde probarlas es el Café Luso, en Praça Carlos Alberto nº92. Lleva en funcionamiento desde 1935 y sus francesinhas están realmente buenas. También sirven un bacalao riquísimo, que es otro plato típico de Oporto. Las raciones son gigantescas, estáis avisados.

Bacalao

No se puede visitar Portugal y no comer bacalao. Hay infinidad de opciones entre las que elegir, pero todas están para chuparse los dedos. El bacalhau à brás, a base de bacalao desmigado con huevo y patatas paja, es una de las mejores formas de probarlo. Las pataniscas de bacalhau son una especie de buñuelos de bacalao muy típicas y muy buenas. El bacalhau à Gomes de Sá es otra receta típica de la zona y lleva patatas, huevo duro, cebolla y aceitunas. Si no sois muy aficionados al bacalao no hay problema ya que abundan todo tipo de pescados y mariscos de la mejor calidad.

Tripas à moda do Porto

Este contundente plato, más adecuado para el invierno que para tomar en los meses más calurosos del año, es uno de los más típicos de Oporto. Este guiso, que es una especie de híbrido entre un plato de callos y una fabada, se elabora a base de tripa de cerdo y alubias. Es tan típico que a los habitantes de la ciudad se los conoce como “tripeiros“.

Pasteles de nata

Este dulce es todo un clásico. Ya sea para desayunar, merendar o como postre, no os podéis marchar de Oporto sin probarlos. Los venden en todas las pastelerías de la ciudad y os aseguramos que están deliciosos. Estos pastelitos de hojaldre rellenos de crema son tan solo un ejemplo de la deliciosa repostería portuguesa. Aunque los más famosos son los Pastéis de Belém de Lisboa, las natas (como las llaman en Oporto) se pueden encontrar en cualquier parte del país.

Natas de Oporto

Cuidado con los extras que se cobran aparte

Cuando os sentéis a comer en cualquier restaurante veréis que siempre os traen unos aperitivos a la mesa. Suelen traer pan, mantequilla, aceitunas, queso… Estos aperitivos no son de cortesía, sino que se cobran. Si no queréis tener que pagarlos tan solo tenéis que dejarlos a un lado sin tocarlos o decirle al camarero que se los lleve.

El famoso vino de Oporto

Si hay un producto por el que Oporto es conocida en el mundo entero, sin duda se trata del vino. La región del Alto Duero es una gran productora de uva que ya desde la época del imperio romano se empleaba para la elaboración de vino. Fueron los ingleses, a raíz de los conflictos en el norte de Europa durante el siglo XVII, los que contribuyeron a darle fama mundial. Ante la escasez de vino francés, Inglaterra optó por importar el vino de Oporto, que pronto obtuvo una gran popularidad. Tanto es así que, al irse estrechando las relaciones comerciales entre ambos países, muchos comerciantes británicos se establecieron en la ciudad y abrieron bodegas en las que se elaboraba este vino.

El vino de Oporto tiene como particularidad que durante su fermentación se le añade aguardiente. Esto corta el proceso, dándole más estabilidad. Antiguamente era algo esencial a la hora de preservarlo de cara al transporte y para asegurar una buena conservación del producto final. El resultado es un vino más dulce y con una mayor graduación alcohólica. El vino de Oporto no es el único vino del mundo que se elabora así. Otros vinos similares son el de Jerez, el de Madeira o el de Marsala, por ejemplo.

Una visita a las mejores bodegas

En cualquier caso, es muy recomendable acercarse hasta cualquiera de las bodegas que hay en Vila Nova de Gaia para degustarlo. Hay distintas variedades de vino de Oporto: blanco, rosado, tawny y ruby. En las bodegas organizan tours guiados en los que podréis degustar el producto final. O podéis ir directamente a tomar algo y acompañar una copa de vino con un delicioso aperitivo.

Vino de Oporto
Disfrutando de una copa de vino de Oporto en la bodega Sandeman

De las muchas bodegas de Oporto, algunas de las más conocidas son Sandeman, Offley, Taylor’s, Cálem, W. & J. Graham’s, Ferreira, Ramos Pinto, Burmester o Cockburn’s. En la página web de cada una de ellas encontraréis los horarios y precios de las visitas guiadas. Aunque no seáis muy aficionados al vino, no deja de ser una experiencia interesante.

Una ciudad con muchos rincones interesantes

En los siguientes posts os contaremos con detalle todo lo que podéis ver y hacer en Oporto. Haremos un recorrido por sus monumentos, iglesias y calles más representativos, para que no os dejéis nada en el tintero durante vuestra escapada a esta preciosa ciudad. ¡No os los perdáis!

Deja un comentario