Llegamos a San Francisco : información básica sobre la ciudad

Información básica sobre San Francisco

Durante nuestro road trip americano en septiembre de 2012, que nos llevó por tierras californianas, tuvimos la oportunidad de pasar unos días en esta maravillosa ciudad. Os queremos dar un poco de información básica sobre San Francisco para disfrutarla al máximo.

Desde el primer momento, la ciudad nos atrapó. San Francisco tiene algo especial, que no sabríamos explicar pero que la hace única e irrepetible. Pese a haber visitado muchas otras grandes ciudades de Estados Unidos (como Nueva York, Los Angeles, Las Vegas, Seattle o Chicago), San Francisco es diferente a todas ellas, con una personalidad y un carácter propios que enseguida la convirtieron en nuestra ciudad americana preferida (seguida muy de cerca por Nueva York, eso sí).

La falta de tiempo nos obligó a limitar nuestra visita a tan solo tres días. Para una ciudad como San Francisco eso es muy poco tiempo. Pudimos hacer todo lo que teníamos previsto y vimos los lugares más destacados. Pero no pudimos dedicarle el tiempo que realmente se merece. Creemos que cinco días sería quizá la cantidad ideal para disfrutar San Francisco de una forma más relajada y completa. Pero si vais cortos de tiempo, os mostraremos en los siguientes posts los recorridos que nosotros hicimos y os ayudaremos a sacarle el máximo partido a esta estupenda ciudad.

El microclima de San Francisco

Algo en lo que debéis pensar antes de vuestra llegada es en el frío que hace allí en verano. San Francisco, por su localización geográfica, tiene un microclima que hace que las temperaturas en verano sean más bajas que en el resto de California. Esto se traduce en que vais a necesitar una chaqueta porque a primera hora de la mañana y al atardecer refresca bastante.

Hay una famosa frase, atribuida a Mark Twain, que dice: “El invierno que más frío pasé fue aquel verano en San Francisco”. Y es totalmente cierto. Nosotros sabíamos que haría fresco, pero es que ni con manga larga, chaqueta y pañuelo se nos quitó el frío del cuerpo, excepto en las horas centrales del día. Y eso si lucía el sol, porque si hay algo que caracteriza a esta ciudad es la niebla densa y espesa que cubre grandes zonas y que a veces solo se despeja unas horas antes de volver a caer.

Caminar por San Francisco

También hay que tener en cuenta el tema del calzado. San Francisco tiene muchas cuestas (¡muchísimas!). Un calzado cómodo y que se agarre bien al suelo se hace totalmente necesario. Además, aunque es casi obligatorio coger el tranvía al menos una vez (y por supuesto también es necesario usar el transporte público para moverse de un barrio a otro), San Francisco está hecha para recorrerla a pie, disfrutando de sus rincones y callejeando por sus barrios. Así que no cometáis el típico error de principiante que cometí yo y anteponed la comodidad para que vuestros pies no acaben destrozados.

El transporte público en San Francisco

Hablando del transporte público, además de los famosos cable cars, también hay una extensa red de metro, tranvías (streetcars), trolebuses y autobuses que es perfecta para moverse de un extremo a otro de la ciudad. En las oficinas de turismo venden unos abonos de transporte válidos para varios días que ofrecen viajes ilimitados. Son una opción muy práctica, y nosotros le sacamos muchísimo partido a nuestro 3-Day Visitor Passport. Para conseguir más información sobre las distintas modalidades de abonos y los precios, podéis consultar las webs de San Francisco Travel (que es fantástica y tiene información sobre cualquier aspecto relacionado con San Francisco)  y SFMTA – San Francisco Municipal Transportation Agency.

Fuente: SFMTA - San Francisco Municipal Transportation Agency
Fuente: SFMTA – San Francisco Municipal Transportation Agency

A la hora de preparar el viaje optamos por llevar con nosotros la guía San Francisco Select. La guía, de la editorial Insight, está editada en inglés y es de pequeño formato. Nos pareció fantástica por aportar información más original y menos trillada que la de otras guías.

San Francisco Select

Nuestro alojamiento en San Francisco

Por lo que respecta a nuestro hotel, el Red Coach Motor Lodge , la verdad es que no tenemos ninguna queja. La habitación que nos tocó era bastante grande, con un baño muy limpio y sin ninguna pega. Elegimos este hotel porque a pesar de estar en pleno centro de la ciudad ofrece aparcamiento gratuito. Era muy necesario ya que durante nuestros tres días de estancia no tocamos el coche para nada.

La zona donde se sitúa no es quizá la más recomendable de San Francisco en cuanto a seguridad. Se  encuentra en el barrio conocido como Tenderloin. Durante el día no se tiene una sensación de peligro, aunque la zona esté llena de sintecho por cualquier rincón. Eso sí, por la noche la cosa cambia y el ambiente se vuelve más desagradable. De hecho, en los tres viajes que hemos hecho a Estados Unidos entre 2010 y 2014, aquí es en el único sitio donde hemos tenido un poco de miedo ante un posible atraco.

El hotel, sabedor de esta situación, cuenta con un ascensor al que solo pueden acceder los huéspedes. Así que se puede estar más que tranquilo a la hora de irse a dormir. Además, en el momento de hacer el check out el día que nos marchamos, nos regalaron un buen puñado de chocolatinas de la marca Ghirardelli. ¡Todo un detalle por su parte!

Zona de terremotos

Para terminar, no hay que olvidar que toda California es zona de terremotos. Aunque es poco probable que haya uno justo cuando estéis allí de visita, no está de más hacer caso de las indicaciones. Se encuentran repartidas por toda la ciudad e informan de las rutas de evacuación en caso de tsunami.

San Francisco


Esperamos que esta información básica os sirva para preparar mejor vuestra visita a esta magnífica ciudad. ¡Estad atentos a los siguientes posts para no perderos nada sobre nuestra propia experiencia!.

Deja un comentario