Información básica sobre nuestro viaje por el norte de Estados Unidos

A pesar de haber estado en Estados Unidos tan solo dos años antes conociendo la costa oeste del país, nos animamos enseguida a volver de nuevo. De hecho, esta aventura empezó a fraguarse poco después de regresar del anterior viaje. En este caso, la zona elegida fue el norte de Estados Unidos.

Teníamos claro que queríamos conocer Yellowstone National Park y, de paso, hacer un road trip por el norte de Estados Unidos. Esta zona no es tan conocida como otras más turísticas del país, a pesar de contar con unos paisajes espectaculares. Como punto de partida elegimos Seattle y pusimos el broche final al recorrido en Chicago. Sin duda se trata de un recorrido bastante ambicioso, ya que abarca buena parte del país.

A continuación os dejamos toda la información práctica sobre nuestro viaje, por si os animáis a hacer algo parecido. Toda la información se basa es nuestra experiencia personal. No os vamos a hablar de nada que no hayamos experimentado en primera persona ni vamos a dar opiniones que no sean las nuestras propias.

Nuestro recorrido por el norte de Estados Unidos

Ruta por el norte de Estados Unidos
Esta es la ruta que realizamos por el norte de Estados Unidos. Hemos señalado lo que podríamos llamar el “top ten” de los lugares que visitamos.

En la imagen os mostramos a grandes rasgos cuál fue nuestro recorrido por el norte de Estados Unidos. A continuación os lo desglosamos día a día:

  • Día 1: Barcelona – Seattle

  • Día 2: Seattle

  • Día 3: Seattle – Port TownsendOlympic National ParkNeah Bay

  • Día 4: Neah BayForks

  • Día 5: ForksOlympic National Park – Mt. Rainier National Park

  • Día 6: Mt. Rainier National Park

  • Día 7: Mt. Rainier National Park – Wallace – Missoula

  • Día 8: Missoula – Garnet Ghost Town – Kalispell – Glacier National Park

  • Día 9: Glacier National Park

  • Día 10: Glacier National Park – Bozeman

  • Día 11: Bozeman – Yellowstone National Park

  • Día 12: Yellowstone National Park

  • Día 13: Yellowstone National Park – Grand Teton National Park

  • Día 14: Yellowstone National Park

  • Día 15: Yellowstone National Park – Cody

  • Día 16: Cody – Devils Tower – Deadwood

  • Día 17: Deadwood – Mt. Rushmore – Badlands National Park

  • Día 18: Badlands National Park – Albert Lea

  • Día 19: Albert Lea – Amish Country – Green County

  • Día 20: Green County

  • Día 21: Green County – Chicago

  • Día 22: Chicago

  • Día 23: Chicago – Barcelona

Este fue un viaje de grandes cifras: durante 23 días recorrimos 6.690 kilómetros a lo largo de ocho estados (Washington, Idaho, Montana, Wyoming, Dakota del Sur, Minnesota, Wisconsin e Illinois) y visitamos seis parques nacionales distintos.

Con esos 23 días tuvimos tiempo suficiente para poder disfrutar de forma más o menos relajada de los distintos lugares que visitamos. Evidentemente, hubiera sido mejor disponer de un poco más de tiempo, pero consideramos que esa cifra fue bastante acertada y se adaptó bien a nuestra ruta.

Lo más destacable del viaje

En un viaje que abarca una zona tan extensa de Estados Unidos, no cabe duda de que disfrutamos de una enorme variedad de lugares y paisajes.

La belleza de los paisajes del norte de Estados Unidos es innegable. Un cartel nos da la bienvenida a Wyoming, uno de los estados más hermosos que visitamos.

Pudimos conocer dos interesantes ciudades, Seattle y Chicago, que no suelen ser las elecciones más habituales cuando se planea un viaje a Estados Unidos. Con su amplia oferta cultural y gastronómica, disfrutamos mucho explorándolas.

Descubrimos la costa salvaje de Washington, donde el oceáno Pacífico arremete con toda su fuerza. Allí tuvimos el gran privilegio de poder contemplar un par de ballenas en su hábitat natural, algo que nos pilló completamente por sorpresa y que constituye uno de los grandes recuerdos que tenemos del viaje.

Visitamos seis parques nacionales y otros muchos monumentos nacionales con paisajes de lo más variados: del bosque templado lluvioso de Olympic National Park a los prados salpicados de flores de mil colores de Mt. Rainier National Park; de los glaciares escondidos entre los imponentes picos de Glacier National Park a los géiseres y las pozas termales de Yellowstone National Park; y del árido paisaje de Badlands National Park al patriótico Mt. Rushmore.

Muchas cosas que ver y hacer

Recorrimos la zona amish del sureste de Minnesota y el idílico paisaje rural de Wisconsin, famoso por sus vacas y sus fábricas de queso.

Wisconsin ofrece una imagen distinta a la que se suele ver en un viaje a Estados Unidos. Granjas de vacas lecheras, campos de cultivo y pequeños pueblecitos salpican el paisaje.

Asistimos a un auténtico rodeo y nos paseamos por un pueblo fantasma que no sobrevivió a la fiebre del oro. Circulamos por unas carreteras espectaculares, como la Going-to-the-Sun Road o la Iron Mountain Road.

Vivimos el ambiente del salvaje oeste en pueblos como Cody o Deadwood y aprendimos sobre personajes peculiares como Buffalo Bill. También tuvimos la oportunidad de conocer más sobre los nativos americanos de la zona costera de Washington y sobre las leyendas que rodean a Devils Tower.

Cruzamos las Montañas Rocosas, nos mojamos los pies en el río Mississippi y en el lago Michigan, atravesamos las Grandes Llanuras y circulamos por carreteras rodeadas de interminables maizales.

Vimos ballenas, ciervos, bisontes, perritos de las praderas, marmotas y cabras montesas, entre otros simpáticos animalitos.

En Yellowstone National Park hay bisontes por todas partes. Son unos bichos enormes e imponentes, ¡es mejor contemplarlos a una distancia prudencial!.

Disfrutamos de la riquísima comida de Estados Unidos probando cosas nuevas como la deep dish pizza y los hot dogs al estilo de Chicago, el delicioso marisco de Seattle, los sabrosos quesos de Wisconsin, un montón de hamburguesas y esos increíbles desayunos a base de tortitas y huevos con bacon.

Sin duda la variedad fue una de las principales características de este viaje.

Nuestro presupuesto

A continuación os vamos a desglosar todos los gastos que tuvimos durante el viaje, para ayudaros a calcular vuestro propio presupuesto. Evidentemente, el cambio euro-dolar no será el mismo que en ese momento, así que esto solo servirá como orientación general.

– Billetes de avión:

3.256,52€ (1.628,26€ por persona). Sabemos que pagar este precio por dos billetes en clase turista es un auténtico robo. Pero creednos si os decimos que estuvimos buscando y buscando y esto fue lo mejor que encontramos para esas fechas en pleno mes de agosto.

Este precio tan elevado se debió en parte a que los vuelos no fueron de ida y vuelta desde el mismo aeropuerto, sino con llegada y salida en aeropuertos distintos (Seattle y Chicago, respectivamente, con un precio de unos 800€ por trayecto y persona). También influyó mucho que la empresa en la que trabajaba uno de nosotros no confirmara las vacaciones hasta muy poco antes de la fecha del vuelo, algo que lo encareció muchísimo (300€ por persona comparado con haberlos comprado un par de meses antes). Todo ello hizo que nos dejáramos un dineral en los billetes, pero seguro que es posible encontrar precios muchísimo mejores. ¡No os desaniméis al ver estas cifras!

Viajamos con US Airways tanto a la ida como a la vuelta y en ambos trayectos hicimos escala en Londres. Los billetes los compramos directamente a través de la propia compañía aérea, ya que los precios eran similares en todas las webs que consultamos.

– ESTA:

$28 ($14 por persona). Este documento es obligatorio para entrar en Estados Unidos y lo necesitan todos aquellos que están exentos de solicitar un visado (como es el caso de los ciudadanos españoles). En la página web oficial podéis tramitar la solicitud. Solamente hay que aportar algunos datos y responder algunas preguntas muy simples, y en menos de 24 horas recibiréis la confirmación para viajar a EEUU (previo pago de la tasa correspondiente, claro). Si queréis más información sobre este documento y cómo funciona, podéis consultar la página web www.formularioesta.org, donde lo explican todo de forma muy clara y sencilla.

– Coche de alquiler:

$1.027,14 (fueron 23 días de alquiler, así que nos salió a unos 45 dólares por día). La reserva la hicimos a través de rentalcars.com y la empresa de alquiler fue Thrifty. Habíamos reservado un coche de la clase más económica, pero como no les quedaba ninguno nos dieron uno un poco superior al mismo precio. Así fue como terminamos conduciendo un estupendo Ford Focus, muy amplio y con un maletero enorme.

Hay que tener en cuenta que nos cobraron una “penalización” de $750 por dejar el coche en un lugar distinto al de la recogida.

En algunas carreteras de Minnesota tuvimos que compartir calzada con los buggies de los Amish.

– Gastos en gasolina y transporte:

$324,76. Evidentemente el precio de la gasolina en Estados Unidos es mucho más barato que en España. Teniendo en cuenta que recorrimos casi 6.700 km en coche, el coste final de la gasolina es irrisorio.

A este gasto en gasolina habría que sumarle los 25,30 dólares del ferry entre Seattle y Bainbridge Island (incluye un vehículo con conductor + un ocupante extra).

En Seattle y Chicago no necesitamos utilizar el transporte público en ningún momento. Los moteles que elegimos en ambas ciudades son tan céntricos que pudimos ir andando a todas partes.

– Seguro de viaje:

116€ (58€ por persona). Lo contratamos con la empresa Zurich Seguros. Como en todos los viajes que hemos hecho hasta la fecha, tuvimos la suerte de no tener que utilizarlo. Recordad que es imprescindible contratar un buen seguro antes de viajar a Estados Unidos, ya que allí los costes de la sanidad son desorbitados.

– Alojamiento:

$1.428,09. En este viaje, para intentar economizar un poco, optamos por alojarnos en campings en todos los parques nacionales que visitamos. Sobre esta barata y práctica opción de alojamiento os hablamos con más detalle en este otro post. Para el resto de lugares que vimos, optamos por moteles convencionales.

Dónde nos alojamos

Como siempre que viajamos, las reservas las hicimos a través de Booking. En algunos casos, como el de los campings, tuvimos que recurrir directamente a sus propias páginas web para reservar plaza. Y en un par de moteles no llevábamos reserva previa, ya que decidimos alojarnos en ellos sobre la marcha. Esto último permite una mayor flexibilidad a la hora de viajar, pero tiene el gran inconveniente de tener que pagar lo que quieran cobrarte (lo que dependiendo del lugar y la época del año puede ser un robo a mano armada). A continuación os mostramos el precio de cada establecimiento (os daremos información más detallada de cada uno en los posts correspondientes).

  • Kings Inn (2106 Fifth Avenue, Belltown, Seatlle, WA 98121): $265,16.

  • Hobuck Beach Resort (2726 Makah Passage, Neah Bay, WA 98357): $20,00.

  • Town Motel (1080 South Forks Avenue, Forks, WA 98331): $88,32.

  • Cougar Rock Campground (State Route 706 / Paradise Road, WA): $40,00.

  • Brooks St. Motor Inn (3333 Brooks Street, Missoula, MT 59801): $64,19€.

  • Johnson’s of St. Mary Campground (21 Red Eagle Road, St. Mary, MT 59417): $57,78.

  • Ranch House Motel (1201 East Main Street, Bozeman, MT 59715): $80,11.

  • Grant Village Campground (Grant Village, Yellowstone National Park, WY): $118,32.

  • Ponderosa Campground (1815 8th Street, Cody, WY 82414): $29,16.

  • First Gold Hotel (270 Main Street, Deadwood, SD 57732): $87,72.

  • Cedar Pass Campground (Cedar Pass Lodge 20681 South Dakota Highway 240, Interior, SD 57750): $18,99.

  • Americas Best Value Inn (2306 East Main Street, Albert Lea, MN 56007): $70,64.

  • Super 8 (500 6th Street, Monroe, WI 53566): $164,00.

  • Ohio House Motel (600 North LaSalle Street, Chicago, IL 60654): $346,42.

– Comida y bebida:

$1.026,98 (45 dólares diarios aproximadamente). Este gasto es muy variable y depende de los gustos personales de cada uno. Nosotros optamos por comer en sitios sencillos y baratos, aunque dándonos algún capricho de vez en cuando. Muchas comidas (especialmente en los campings donde nos alojamos) fueron a base de bocadillos o cocinando nosotros mismos, lo que abarató bastante los gastos. Por último, en bebidas tampoco gastamos demasiado ya que no tomamos alcohol prácticamente nunca (que siempre hace subir mucho la cuenta en los restaurantes).

– Entradas a museos, espectáculos, etc:

$266,00. Aunque este tipo de gastos varía mucho en función de los intereses personales de cada uno, os desglosamos los nuestros por si os sirven de ayuda. Os hablaremos de cada una de estas actividades con más detalle en los posts correspondientes.

  • Makah Recreation Pass: $10. Es un pase necesario para acceder a la reserva de los Makah, en Neah Bay. El precio se paga por vehículo (independientemente de la gente que vaya en su interior).

  • Annual Pass National Park Service: $80. Se trata de un pase anual que permite acceder a todos los parques y monumentos nacionales del país. Os sale más a cuenta que pagar por separado las entradas individuales si visitáis varios parques nacionales durante vuestro viaje, ya que suelen costar unos 25 dólares cada una. El precio se paga por vehículo e incluye a todos sus ocupantes. El pase se obtiene directamente en la garita de entrada del primer parque nacional que visitéis.

  • Makah Cultural and Research Center: $10 ($5 por persona).

  • Garnet Ghost Town: $6 ($3 por persona).

  • Old Trail Town: $16,00 ($8 por persona).

  • Buffalo Bill Center of the West: $20 ($10 por persona). Se trata de cinco enormes museos en uno, por lo que la entrada general sirve para dos días consecutivos. Nosotros las compramos para un único día.

  • Rodeo en Cody: $40 ($20 por persona).

  • Skydeck: $38 ($19 por persona). La entrada permite el acceso al mirador que hay en la planta 103 de la Willis Tower, en Chicago.

  • The Art Institute of Chicago: $46 ($23 por persona).


Los gastos totales del viaje ascendieron a $8.549,79. Teniendo en cuenta el tipo de cambio en aquellas fechas, el coste en euros fue de unos 6.361€ (3.180,50€ por persona).

Un rancho ganadero en Dakota del Sur.

Guías de viaje consultadas

Además de pasar meses y meses buscando información en decenas de páginas web, utilizamos cuatro guías de viaje que resultaron ser de lo más prácticas.

  • United States on the Road: esta guía de la editorial Insight Guides (en inglés) es perfecta a la hora de planificar un road trip por el norte de Estados Unidos. Con cinco grandes rutas que atraviesan el país de costa a costa o de norte a sur, incluye mapas e información práctica que la convierten en una herramienta muy útil. Da la casualidad de que una de las rutas es prácticamente idéntica a la que nosotros hicimos, así que realmente nos vino de maravilla.
  • Chicago: esta guía en inglés, de la editorial DK Eyewitness Travel, tiene un formato casi idéntico a las Guías Visuales de la editorial Aguilar. Con fotos a todo color, ofrece información sobre lo más destacado de Chicago. Incluye un mapa muy práctico, que fue el que utilizamos para movernos por la ciudad.
  • Seattle City Guide: esta guía en inglés de Lonely Planet no necesita mayor presentación. Con la calidad habitual de las guías Lonely Planet, aporta toda la información necesaria para planificar vuestra visita a la ciudad.
  • Yellowstone & Grand Teton National Parks: esta guía de Lonely Planet (en inglés) se convirtió en nuestra compañera inseparable durante los días que visitamos estos dos parques nacionales. Los mapas detallados que incluye resultan de los más práctico, y también ofrece buena información sobre las distintas rutas senderistas que ofrecen ambos parques.

Oficinas de turismo online

También nos descargamos o pedimos que nos enviaran por correo los folletos y mapas disponibles en las páginas web de las oficinas de turismo de cada estado que visitamos. Os dejamos los enlaces de cada una de ellas por si os interesa.


Con toda esta información básica os hemos ofrecido una visión general de nuestro road trip por el norte de Estados Unidos. En los siguientes posts os contaremos en profundidad y con todos los detalles lo que vimos e hicimos en cada una de las etapas del viaje. ¡Esperamos que os guste nuestra ruta!.

4 comentarios

  1. ¡Hola, chicos! Me ha encantado la ruta. Hace tiempo me había planteado hacer algo parecido pero ahorrándonos Chicago (por falta de tiempo, y porque ya hemos estado), y leyendo vuestra experiencia me entran todavía más ganas. Seguro que será uno de los viajes que hagamos mientras vivamos en los Estados Unidos. ¡Gracias por la información! 🙂

  2. rodandoporelmundo dice:

    ¡Nos alegramos mucho de que te haya gustado la ruta! A nosotros nos encantó conocer esta parte del país. ¡Qué suerte vivir allí, tan cerquita de todo! Si te animas a hacer este viaje, ¡seguro que te encantará!.

  3. […] nuestro último road trip por Estados Unidos decidimos probar una forma alternativa de alojamiento. Tanto para ahorrar dinero como para estar […]

  4. […] pueblos fantasma, la mayoría de origen minero, que se conservan prácticamente intactos. Durante nuestro road trip por el norte del país tuvimos ocasión de conocer Garnet Ghost Town, en Montana, del que ya os hablamos en este […]

Deja un comentario