Explorando Yellowstone: Fountain Paint Pot y Mud Volcano

Mud Volcano Area

En este post sobre Yellowstone National Park os vamos a hablar sobre zonas que, aunque un poco alejadas unas de otras, tienen en común una serie de fenómenos geotermales. Se trata de los mudpots, unas charcas de barro burbujeantes que son realmente curiosas. Tanto en Fountain Paint Pot como en Artist Paintpots son la principal atracción. No obstante, también se pueden contemplar piscinas termales, fumarolas y algún que otro géiser. También os mostraremos la zona de Mud Volcano y Sulphur Caldron. Sin duda son las más malolientes de todo Yellowstone National Park.

Por último, nos acercaremos hasta Firehole Falls, una bonita cascada. Aunque no tiene nada en común con ningún fenómeno geotermal, su relativa proximidad a Artist Paintpots hace que sea el lugar perfecto para una breve parada de camino hacia allí.

Artist Paintpots

Esta pequeña zona, cercana a Norris Geyser Basin, fue la primera que visitamos en Yellowstone National Park. A pesar de no ser la más interesante, fue nuestra primera toma de contacto con el parque y guardamos buen recuerdo de ella. Si andáis algo escasos de tiempo, os recomendamos visitar Fountain Paint Pot y prescindir de Artist Paintpots, ya que sus mudpots (charcas de barro burbujeantes) son mucho mejores. Pero si pasáis por allí y queréis echar un vistazo, esto es lo que os vais a encontrar.

Tras dejar el coche en la zona de aparcamiento, un sendero de algo más de 500 metros lleva hasta la zona geotermalmente activa. El sendero discurre por un agradable bosquecillo de coníferas que desemboca en una pasarela de madera circular. El recorrido incluye algún tramo de escaleras que sube por la colina circundante y ofrece unas bonitas vistas.

No se tarda demasiado en dar la vuelta completa. Los mudpots están un poco secos en el momento de nuestra visita, pero aún así resulta divertido ver cómo se forman las pompas de barro blanquecino que explotan sin parar salpicando barro a su alrededor.

Las fuentes termales hierven sin cesar y el vapor caliente que sale de ellas nos golpea en la cara. Se percibe un cierto olor a azufre de lo más desagradable.

Artist Paintpots nos ha servido como una primera toma de contacto con Yellowstone. Tras esto, ya podemos dedicarnos a explorar otras zonas más relevantes del parque.

Firehole Falls

Poco después de dejar atrás el cruce de Madison Junction se encuentra una estrecha carretera de dirección única. Se llama Firehole Canyon Road y circula paralela al río Firehole. Esta carretera, al ser de sentido único, solo se puede recorrer de norte a sur.

Os recomendamos que toméis este desvío, merece totalmente la pena. Apenas supone ninguna diferencia (en cuanto a la distancia y al tiempo empleado) respecto a circular por la carretera principal, pero el paisaje es precioso. Por cierto, aquí se encuentra una pequeña área apta para el baño (es una de las dos únicas que hay en todo el parque), así que si os apetece podéis daros un chapuzón en el río.

Esta carretera pasa junto a Firehole Falls, una pequeña cascada. Hay una pequeña zona de aparcamiento justo enfrente. No está de más parar unos minutos para admirar las vistas. Es una cascada muy bonita a pesar de su reducido tamaño.

Puede que tengáis suerte como nosotros y encontréis algunos ciervos pastando junto al río. En un remanso tranquilo junto al agua nos topamos con tres preciosas hembras. Sin duda, un plus estupendo a un rincón del parque bonito ya de por sí.

Fountain Paint Pot

Tras dejar atrás Firehole Falls y reincorporarnos a Grand Loop Road (la carretera principal del parque) seguimos en dirección sur hasta llegar a Fountain Paint Pot. Esta área del parque es realmente interesante. No solo merece la pena por sus mudpots, sino que incluye muchos más puntos de interés.

Dejamos el coche en el amplio aparcamiento y una pasarela de madera nos guía por la zona. A pocos metros de allí nos encontramos con Silex Spring. Esta fuente termal es de un intenso color azul cielo y su belleza es asombrosa.

A continuación aparecen ante nuestro ojos las charcas de barro burbujeante. Estas son más activas que las que hemos visto en Artist Painpots. También ocupan un área más extensa. Las contemplamos durante un buen rato, observando las pompas que se forman en el espeso barro blanquecino. Hay algo hipnótico y relajante en ellas y en el suave sonido que hacen al explotar.

Dependiendo de la época del año y de la cantidad de agua superficial disponible, el barro de los mudpots será más líquido o más espeso. Incluso puede llegar a secarse por completo. El vapor que se encuentra bajo la superficie calienta el agua depositada dentro de estas charcas, que no penetra en el suelo porque debajo hay una capa de arcilla impermeable.

El color de los mudpots varía en función del nivel de oxidación de los minerales que contienen. Los hay de tantos colores distintos (blancos, grises, rosados, etc) que por eso se llaman “paint pots“.

Una de las atracciones estrella del lugar es el llamado Red Spouter, que escupe un chorro de agua roja borboteante. Junto a él divisamos un gran agujero en el suelo. Se trata de una fumarola por la que escapa un chorro de vapor a presión. El ruido que hace es ensordecedor, como el de una olla a presión o un hervidor de agua.

Mud Volcano

El área de Mud Volcano se encuentra bastante alejada de las anteriores. Está casi a mitad de camino entre el lago Yellowstone y Canyon Village. Lo mejor de todo es que está a pie de carretera y para ver algunas de sus atracciones estrella no tendréis que caminar ni un metro.

Si tenéis buen olfato, os daréis cuenta de que os acercáis a esta zona del parque por el apestoso olor que desprende. Es sin duda el lugar más maloliente de todos. El alto contenido en azufre hace que el olor a huevos podridos sea muy fuerte y en algunos momentos casi insoportable. Con un poco de suerte el viento no os dará de lleno en la cara y os libraréis de respirar esos asquerosos vapores.

Sulphur Caldron

Una vez dejamos el coche en el aparcamiento, nos asomamos desde el mirador a contemplar Sulphur Caldron. Se trata del lugar más ácido de todo Yellowstone National Park. Su nivel de acidez es casi el mismo que el del ácido de las baterías de coche debido a su alto contenido en ácido sulfúrico. Todo el borde de Sulphur Caldron está recubierto de manchas amarillas: son depósitos de azufre.

A su lado se encuentra la llamada Turbulent Pool, con sus aguas hirvientes de color amarillo verdoso. La pestilencia aquí es máxima. El agua borbotea furiosa y los gases tóxicos emanan de las fumarolas cercanas.

Junto a Turbulent Pool se encuentra un mudpot cuyo cono en forma de cráter parece más bien una puerta de entrada a los infiernos.

Mud Volcano

A unos pocos metros carretera abajo se encuentran el resto de fenómenos geotermales que dan nombre al área de Mud Volcano. Algunos, como la charca fangosa y humeante llamada Mud Caldron, son visibles desde el mismo aparcamiento. Para contemplar el resto tan solo hay que andar unos metros por una pasarela de madera.

Uno de los más llamativos es el llamado Dragon’s Mouth Spring. El agua caliente surge de una abertura en forma de cueva, que bien podría asemejar la boca de un dragón. El vapor emana sin parar y emite un sibilante sonido. Sin duda vale la pena acercarse a contemplar esta peculiar fuente termal.

No muy lejos de allí se encuentra el célebre Mud Volcano. Hoy en día se reduce a una charca de agua embarrada de color grisáceo que borbotea sin cesar. Pero antiguamente este volcán de barro escupía el fango tan lejos que por lo visto llegaba a cubrir los árboles de alrededor.

Tras pasar un rato curioseando por la zona, ponemos punto final a la visita. Sin duda hemos disfrutado con todos los curiosos fenómenos geotermales que hemos descubierto en Yellowstone. Los mudpots han sido todo un hallazgo y nos han parecido de lo más interesantes. Y la zona de Mud Volcano nos ha sorprendido bastante.

Sin embargo, aún no os hemos hablado de algunos de los rincones más especiales de todo el parque. Para terminar esta serie de posts sobre Yellowstone National Park, nos hemos guardado lo mejor para el final. En el siguiente post os mostraremos la belleza espectacular de Grand Prismatic Spring y os llevaremos hasta Mammoth Hot Springs y sus terrazas de travertino.

Deja un comentario